Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

10% de descuento en tu primer pedido ¡Suscríbete!

Cómo cuidar tus joyas

Todas las joyitas Lavani son joyas delicadas, hechas con mucho mimo pero con piedras naturales, por lo que debes tratarlas siempre con el máximo cuidado, ¡como si fueran tu prenda favorita!

CONSEJOS GENERALES

Sigue estos simples pasos para que tus joyas se mantengan perfectas año tras año:

1. Mantén tus joyas alejadas de la humedad

Guárdalas en una bolsita o en la cajita con la que te llegan con mucho mimo. Estas la protegerán de posibles daños o roces que podrían afectar al baño de oro o a las propias piedras preciosas.

2. Evita los daños físicos en las joyas

Al vestirte, las joyas deben ser lo último que te pongas y lo primero que te quites. Arañazos, estirones o golpes si se te caen son los peores enemigos de tus joyas.

3. No lleves tus joyas mientras duermes

El rozamiento, la presión contra las sábanas, o incluso movimientos bruscos involuntarios, pueden causar daños en las joyas que les quiten su brillo o forma característicos.

4. No les pongas colonia ni productos de limpieza

En general, evita el contacto con otras sustancias que pueden hacer que tu pieza oscurezca o pierda brillo, por la abrasión con productos químicos (perfumes, lociones y aceites).

5. Quítate las joyas para ducharte, hacer deporte o nadar

El pH de la piel y el aumento del nivel de sudoración corporal pueden hacer que el baño se pierda más rápidamente. Además, puedes arañarla y raspar el oro.

6. Rejuvenece tus joyas pasándoles un paño de algodón

Límpialas con agua tibia y jabón de pH neutro y un cepillo de dientes suave, secándolas después muy bien con una gamuza. No frotes intensamente, ya que puedes desgastar las piezas bañadas en oro.

CUIDADOS SEGÚN SUS MATERIALES

Baño de oro

Tus piezas bañadas en oro durarán más tiempo con el cuidado y la atención adecuados.

1. No te laves las manos o te duches con las joyas puestas.

2. Evita llevarlas cuando te pongas cualquier tipo de crema o cosmético en las manos.

3. Quítate las joyas si vas a utilizar productos de limpieza.

4. No uses joyería mientras haces ejercicio.

Para limpiarlas, frótalas suavemente con una gamuza suave y seca de algodón 100% o microfibra. Nunca utilices un limpiador de plata o una tela de pulido en tus joyitas bañadas en oro, puesto que puedes dañar la capa de oro.

MÁS CONSEJOS PARA CUIDAR EL BAÑO DE ORO

Plata 925

La plata puede darte toda una vida de brillo, pero requiere más mantenimiento que cualquier otro metal.

1. Es normal que se deslustre, porque la plata reacciona con los elementos del aire. Esto además, se acusa con la humedad y el calor.

2. Evita ponerla en contacto con agua con cloro o productos de limpieza que contengan lejía.

3. Para evitar arañazos y marcas, guarda tus joyas de plata en su cajita Lavani o por separado en tu joyero.

Buenas noticias, ¡la plata se puede limpiar muy fácilmente! Usa un paño suave para limpiarla.

MÁS CONSEJOS PARA CUIDAR EL BAÑO DE PLATA

Piedras naturales

Todas las joyas con piedras naturales son delicadas y requieren de cuidado para conservar las características genuinas de cada pieza.

1. Protégelas siempre de posibles impactos. Incluso el diamante, la más dura de las piedras, puede romperse o arañarse con golpes bruscos o repetidos.

2. Guarda tus joyas con piedras de forma separada para que no se rocen.

3. Evita exponerlas al sol, el agua o los productos químicos, ya que ciertas piedras pueden volverse más pálidas.

4. Guarda especial cuidado en las joyas con lapislázuli, coral o esmeraldas.

Limpia tus joyas si las piedras han perdido resplandor o parecen apagadas, y comprueba periódicamente el engaste.

Ver joyas con piedras

Perlas

Las perlas suelen durar mucho tiempo, pero son blandas y necesitan un cuidado especial.

1. Evita que las joyas con perlas entren en contacto directo con maquillaje o cualquier otro químico.

2. Guarda tus perlas de forma individual en una cajita o bolsa forrada de tela, ya que se pueden arañar fácilmente.

3. La luz, el calor, el jabón o detergentes pueden dañar las perlas.

4. Si llevas tus perlas con frecuencia, haz que comprueben su ensarte una vez al año.

¿Cómo limpiar tus perlas? ¡Muy fácil! Con un paño de algodón suave, humedecido ligeramente con agua, sin jabón ni detergente.

Ver joyas con perlas

¿NECESITAS SABER CÓMO CUIDAR TUS JOYAS?

Con los consejos de nuestro blog aprenderás a cuidar tus joyas Lavani. Sigue nuestras pautas y conseguirás que tus joyas perduren en el tiempo y estén tan bonitas y relucientes como el primer día. Con nuestras recomendaciones sabrás cómo mantener y conservar tus joyas bañadas en oro o tus joyas de plata.

¡Cuida bien tus joyitas Lavani y lúcelas mucho tiempo!

leer blog: cuida tus joyas

CARRITO

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.