Envíos GRATIS. Código FREE.  
0 Days
7 Hours
39 Minutes
40 Seconds

¿Qué materiales se usan en joyería?

Diferentes materiales de joyas

¿Sabes diferenciar entre metales preciosos y los no preciosos? Si no lo tienes claro, ¡sigue leyéndonos!

 

 

1. Metales preciosos

Los metales preciosos son los que se encuentran en estado puro en la naturaleza y son poco reactivos. Brillantes, limitados en cantidad y fáciles de manipular, son los que más destacan por su alto valor económico. Sin embargo, como no existe ningún material para joyas con características perfectas, es necesario recurrir a aleaciones para conseguir una joya resistente y duradera.

En joyería, por orden de valor económico, se consideran como metales preciosos el platino, el oro y la plata. Pero también lo son el paladio y el rodio. Este último es muy difícil de encontrar y, ahora mismo, es el metal más caro.

A lo largo de la historia, los metales preciosos se usaban de adorno como un símbolo de belleza, fuerza, poder y riqueza. Más tarde, al no deteriorarse, transportarse y dividirse fácilmente, se empezó a usar como moneda.

A continuación, explicamos los tres metales preciosos más conocidos.

 

El Platino

Este material de joyería destaca por su brillo blanco natural y ser usado con diamantes. Es un metal muy fuerte, pesado, denso y duro. Por lo que sujeta piedras con seguridad y, al rasparlo, la parte raspada se mueve a otra parte. Ahora mismo, no es un metal de moda y hay pocos joyeros con el conocimiento. Pero un encanto de este metal es que, con el tiempo, se vuelve levemente gris y se hace ver como una antigüedad.

 

El Oro

Es el metal precioso más conocido y el que más ha destacado a lo largo del tiempo por encima del resto. Actualmente, tres cuartos de la producción total del oro se dedican a la joyería. Como es poco reactivo, es también poco probable que provoque alergias. Su maleabilidad es alta, por lo que es fácil trabajar con él, pero se tiene que mezclar con otros metales no preciosos para ganar dureza e incluso cambiar de su amarillo brillante a otro color.

 

La Plata

En la actualidad, la plata es otro de los metales que más se usa en el día a día: para soldadura, revelado de fotografías, electrónica, purificación de agua y, por supuesto, como material para joyas. Este es el metal más ubicuo en la joyería. Sin embargo, es más reactivo en comparación con otros metales. Por ejemplo, reacciona con azufre en el aire, lo que hace que pierda brillo y cambie de color. Pero si es pulida, la plata mantiene un brillo impecable.

 

2. Metales no preciosos

Conocidos como metales base, son más económicos de precio y reaccionan con otros químicos llegando a la corrosión. Tal y como hemos comentado antes, al ser mezclados con los metales preciosos, los dotan de mayor durabilidad, resistencia al rayado o doblamientos. Aquí se incluyen metales como el cobre, el titanio, tungsteno, el zinc y el níquel.

Seguidamente, nos centraremos en el cobre, el titanio y el tungsteno.

 

El Cobre

Entre todos los materiales para joyería, el cobre es el metal base más importante. Tiene un color marrón rojizo característico, es maleable y suave. Pero los átomos del cobre son más pequeños y, al mezclarse con un metal noble, se meten entre los espacios y crea un metal mucho más duro. Por ejemplo, los oros rosados y rojos vienen de mezclar el oro puro con el cobre. A pesar del uso diario, el cobre es muy duradero como material de joyería, por lo que es muy buen candidato de uso. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que con el tiempo desarrollará un color verde natural y puede teñir la piel.

 

El Titanio

El titanio destaca por su alta resistencia y ligereza y se suele usar para darle más dureza al oro y a la plata, pero consiguiendo una pieza ligera y que no se fractura fácilmente. Su precio es bastante económico, por lo que es una alternativa a otros metales y lo que ayuda atraer compradores. Sobe todo, para anillos de compromiso.

El Tungsteno

Este último metal no precioso es muy duro y resistente, por lo que no se raya fácilmente. Se usa en taladros industriales, brocas y martillos, por lo que uno se puede imaginar cómo de duradero es cuando se usa como material de joyería. Sin embargo, una joya de tungsteno es propensa a recibir fracturas por su dureza si recibe un golpe demasiado fuerte. Es más, el tungsteno usado en el mercado de joyería realmente es una mezcla de tungsteno con carbono. Igual que el titanio, el tungsteno es una alternativa económica a los metales preciosos.

 

Ahora que ya conoces las características de los metales preciosos y metales base, ¿de qué material será tu próxima joya?

CARRITO

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.