Envíos GRATIS. Código FREE.  
24 Days
4 Hours
53 Minutes
41 Seconds

Diferencia entre chapado en oro y bañado en oro

Seamos sinceras, nosotras también desconocíamos gran parte de todos estos términos cuando empezamos a trastear con el mundo de la joyería. Chapado y baño, ¿acaso existe alguna diferencia? Para nosotras, al principio no. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, fue justo, al contrario.

 ¡Entiende la diferencia entre chapado y baño!

Diferencia entre chapado en oro y bañado en oro de joyería

Porque lo cierto es que lo más increíble del mundo de la joyería no es otra cosa que descubrir todas las increíbles vertientes que alberga: piedras, materiales, formas de producir, chapados, quilates, engarces. ¡Miles y miles de conceptos que nos encantaría explicar! Sin embargo, hoy solamente nos centraremos en la diferencia entre chapado en oro y bañado de joyería en oro. 

1. ¿Qué es el chapado en oro?

¿Alguna vez has oído hablar de las micras del chapado? Pues bien, esto es lo más normal del mundo, así hoy te explicamos qué es el chapado en oro y por qué se mide en micras.

El chapado en oro, tal como su nombre indica, no significa otra cosa que cubrir o adornar una superficie con chapas de un metal. Por tanto, a lo que nos referimos cuando hablamos de chapado en oro es a la técnica que se utiliza para recubrir la superficie de un objeto con una fina capa de oro.

Esta capa se aplica mediante la técnica de la galvanoplastia que implica la inmersión de la joya en una solución de sales de oro y la aplicación de una corriente eléctrica. Durante el proceso, los iones de oro en la solución, se depositan en la superficie del objeto creando una capa uniforme y brillante.

Y en todo esto, ¿dónde entran las micras?

Pues bien, cada capa de oro que lleva es una micra. Por tanto, cuando decimos que nuestras joyas llevan un chapado de tres micras, significa que lleva tres capas de oro adheridas al metal de la base. Esto es lo que hace que la joya permanezca mucho más tiempo protegida ya que su acabado de oro es mucho más grueso que otros acabados.

2. ¿Qué es el baño en oro?

Si antes hablábamos de chapados de joyas para decorarlas y sus micras, el baño en oro no es para menos. Cuando hablamos de joyas bañadas en oro nos referimos al proceso mediante el cual se recubre un objeto con una fina capa de oro (que mediremos también en micras, siendo estas mucho menores)

Este proceso se consigue mediante la aplicación de una solución química que contiene oro y otros metales. Dicha capa puede variar en espesor y calidad, dependiendo de la técnica que se utilice y el tipo de objeto que se está bañando. Gracias a este baño se consiguen apariencias similares al oro macizo a un precio mucho más económico.

Y, entonces, ¿qué significan los quilates en todo esto? En este sentido, cuando hablamos de que una joya está bañada en oro de 22k como es el caso de las producidas en nuestros talleres locales, nos referimos a que, ese oro propio de la fina capa con la que se ha cubierto la joya, de cada 24 partes de la aleación, 22 son oro y el resto se compone de otros metales. Esto se hace para que un material como el oro que, de por sí es blando, adquiera toda la estabilidad y dureza necesarias.

3. Principales diferencias entre el chapado en oro y el baño en oro

Si lo que buscas es aprender a diferenciarlo como consumidor medio, lamentamos decirte que, lo cierto, es que a simple vista no es tan sencillo diferenciarlos, sino que tendrás que recurrir a un especialista joyero que busque el indicativo grabado en la joya que muestre la cantidad de oro.

Pese a ello, os contamos algunas de las principales diferencias que existen:

La primera es, sin duda, el grosor del recubrimiento, la técnica del chapado en oro se caracteriza por un mayor grosor de la capa superficial (de 1 a 10 micras), mientras que el baño logra coberturas mucho más finas (entre 0,1 y 0,3 micras).

Con respecto a su durabilidad, el chapado en oro presenta mucha mayor durabilidad y resistencia que el baño, permitiendo conseguir joyas de mucha mayor calidad. Hay que destacar, sin embargo, que ambos tipos de recubrimiento se van desgastando con el paso del tiempo debido al contacto con sudor, colonias o agua por lo que ambos tipos de joyas deben cuidarse.

Con respecto a su carácter reversible, el chapado puede quitarse con facilidad siempre que el metal sobre el que se haya puesto la capa sea liso y carezca de relieves. Por su parte, el baño no es tan sencillo ya que, para quitarlo, haría falta rascar el metal.

En lo relativo al precio el secreto radica fundamentalmente en la cantidad de oro que se utiliza. Por lo que, siendo en el chapado mucho mayor la cantidad, parece comprensible que el precio será más alto.

4. Recomendaciones

En primer lugar, a la hora de comprar una joya, una de nuestras principales recomendaciones es que preguntéis a los expertos. Cuando vayáis a comprar algo, aseguraos si estáis ante un caso de bañado en oro o chapado para poder comprar con conciencia, pagando lo que verdaderamente merece la joya.

En segundo lugar, atentos a los quilates del oro con el que bañan, cuantos más quilates, ¡más valiosa y de mejor calidad será la joya!

Igualmente, tened en cuenta algunos de los consejos que os dimos ya en el post de 8 tips para comprar joyas de calidad como que compréis de producciones locales, en sitios de confianza y que, siempre tengáis en cuenta, que la calidad se paga.

Por último y más importante que nada, ¡cuidad muy bien vuestras joyas! Como os comentábamos antes, sea baño o sea chapado, ambos se desgastan por ello es tan importante cuidar bien las joyas e intentar que entre en el menor contacto posible con lociones, jabones, colonias u otro tipo de productos que puedan estropearlos con mayor rapidez.

CARRITO

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.