Envíos GRATIS. Código FREE.  
1 Days
6 Hours
38 Minutes
57 Seconds

Cómo curar un piercing en la oreja

Al hacerte un piercing, nuestros vasos sanguíneos dejan escapar líquido hacia los tejidos causando inflamación y dolor. El piercing del lóbulo es el más común, aunque el cartílago también es una opción para los amantes de las perforaciones de oreja. Si tienes uno, sabrás que es mucho más difícil de curar. Con nuestras recomendaciones, tendrás una curación de piercing perfecta. Te contamos todo lo que necesitas saber.

 

Cómo curar bien un piercing en la oreja

 

1. Antes de hacerte un piercing

Es muy importante que sea un especialista el que se encargue de hacerte un piercing en la oreja. De esta manera, podrás resolver todas tus dudas acerca del piercing y su posterior cuidado. Ten en cuenta que tu seguridad es lo primero, por lo que un especialista seguirá un protocolo con su correcta higiene y procedimiento óptimo.

Además, intenta elegir el tipo de pendiente que mejor se adapte a la zona de perforación y sea hipoalergénico. El más adecuado y general es el modelo de oro de 18 quilates o acero quirúrgico, pero en cualquier caso siempre deja que sean los profesionales los que te aconsejen. En LAVANI, tenemos piercings de oreja de diferentes colores que te pueden servir para este momento. Tras hacerte el piercing, sigue las indicaciones pautadas durante el tiempo estimado para que se cure completamente y evitar otros problemas.

Ten en cuenta siempre que no es recomendable hacerte un piercing si estás embarazada o en periodo de lactancia, si vas a ir a la piscina o a la playa o si vas a montar en avión durante más de 8 horas. Si tienes alguno de estos casos, mejor date un tiempo de espera.

 

2. Cuidados por zonas

Dependiendo de la zona de la oreja, será más o menos fácil de cuidar. Aquí te lo desglosamos todo por partes para que tengas en cuenta los periodos de curación antes de hacerte cualquier piercing de oreja:

- Lóbulo: tarda entre 6 y 12 semanas en curar, pero no es recomendable cambiar el piercing hasta la semana 8. Si hay molestias, acude a tu profesional de confianza.

- Low hélix: tarda entre 4 y 6 semanas en curar. Antes de cambiar el piercing, mantén la zona limpia y revísala con tu profesional.

- Tragus, Forward hélix, piercing rook, hélix, conch y contraconch: debido a la avascularización de las zonas, tardan entre 6 y 12 meses en curar.

- Anti tragus y daith: estimando su tiempo de curación entre 9 y 12 meses, son lo más difíciles de curar.

 

Si aun no sabes cuál es el nombre de cada uno, sumérgete en nuestro post blog de Tipos de piercing y nombres de piercings en la oreja.

 

3. Etapas de curación de un piercing

 

Las etapas por las que pasa un piercing mientras se cura son tres:

- Recién hecho: este es el periodo en el que debes tener más cuidado ya que tu piercing estará sensible y puedes sentir dolor, incluso tener una inflamación. Sentir estas leves molestias es normal en estos momentos.

- Curación: como un piercing se cura desde el interior, este periodo requiere paciencia. Aun puede haber algunas molestias, por lo que se debe mantener cuidado y continuar curándose.

- Totalmente curado: si has seguido todos los pasos marcados y no sientes ningún tipo de molestia, puedes considerar que tu piercing está curado. Recuerda que, al hacerte el piercing, seguramente te hayan puesto uno la barra larga. Sin embargo, al terminar el proceso de curación, tienes que ir a tu especialista para cambiarlo a uno más corto para que no cambie de trayectoria por torsión.

 

4. Cómo curar un piercing en la oreja paso a paso

Los siguientes pasos están marcados para que tu piercing se cure por completo en el periodo estimado y cicatrice perfectamente. Has de realizarlo unas 2-3 veces al día durante el tiempo indicado por un especialista (15-20 días). Después de esto, una vez al día será suficiente para los próximos par de meses. ¡No te saltes ningún paso!

- Antes de tocar el piercing, siempre debes lavarte las manos para mantener una buena higiene y evitar infecciones. Una vez hecho esto, puedes empezar a limpiar la zona.

- Para la limpieza, lo mejor es usar una gasa estéril o algodón con suero fisiológico. Empapa la gasa y limpia todo hasta eliminar cualquier suciedad.

- Una vez que esté limpio, seca la zona con una nueva gasa estéril cuidadosamente. No frotes demasiado fuerte para así evitar heridas dentro de la oreja.

 

5. Otras recomendaciones para curar el piercing de la oreja

Existen algunas indicaciones que también deberías tratar de seguir para curar bien tus piercing de las orejas.

- No tocar el piercing mientras se esté curando a no ser que te indiquen lo contrario.

- Intenta no dormir del lado del piercing o hablar por el móvil de ese lado y así evitar cualquier tipo de bacterias.

- Ten cuidado con los productos químicos como en los cosméticos. Si vas a teñirte el pelo, pospón una de las dos cosas.

- Cuidado al cambiarte de ropa o peinarte ya que un leve descuido puede hacer que el piercing se enganche, lo que provocará mucho dolor.

- Tal y como hemos mencionado antes, evitar bañarse en piscinas y playas durante el primer mes.

 

 

¡Ahora que ya sabes cómo curar un piercing y puedes hacerte los que quieras! 

CARRITO

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.