CARRITO
Envíos GRATIS. Código: FREE ✨  

Dónde y cómo guardar tus joyas para que no se estropeen

 

Para que las joyas de Plata de Ley 925 y las joyas bañadas en oro no se oscurezcan con el tiempo, y tarden más en perder su brillo, es importante conocer cómo y dónde debes guardar las joyas. Con nuestros consejos, podrás aprender métodos sencillos para tener tus joyitas guardadas mientras no las lleves puestas. ¡Son súper sencillos y prácticos! 

Como sabrás, con el tiempo y uso, la plata esterlina puede oxidarse naturalmente y hacerse opaca. Se trata de un proceso normal, puedes leer nuestro post donde te explicamos porqué se oscurece la plata. Pero siguiendo nuestros consejos, harás que este proceso natural sea más lento.

GUARDA TUS JOYAS DE FORMA INDIVIDUAL

Guarda siempre tus piezas de joyería de forma individual, por ejemplo, en nuestras cajitas Lavani. Reutiliza nuestras cajas Lavani usándolas de joyero, evitando así que tus joyitas se rallen, se rocen o se enreden entre sí. Puedes separarlas en cajitas, en distintos compartimentos, guardarlas en sobres de antelina, o almacenarlas en bolsas de plástico. Especialmente para las joyas de plata, si las guardas en bolsas de plástico selladas, evitarás la entrada de aire, que es lo que causa la oxidación de la plata.

Todas las mujeres tenemos un joyero, ya sea comprado o manual. Si prefieres guardarlas en un joyero, asegúrate de que tenga el interior forrado con una tela suave como el terciopelo o el ante, para evitar que ralle tus joyas y estén mucho más cuidadas. Pero tenemos que advertirte que, por desgracia, en los joyeros, lo más habitual es que tus joyas estén desordenadas: tus pendientes, pulseras, collares, enredados entre sí y rozándose continuamente. Esto es un error, porque, una vez más, tus joyas se pueden rallar.

Pero, ¿porqué se rallan las joyas? El motivo, es la distinta dureza de los metales y las gemas o piedras naturales. Cuando rebuscas en tu joyero, para encontrar la pieza que quieres ponerte ese día entre el caos de joyitas que tienes guardadas, puedes sin querer, arañar tus joyas. Se debe tener especial cuidado con las piedras preciosas o naturales, así que asegúrate que no chocan entre sí cuando se guardan.

Nosotras, como posible solución, pero por supuesto, no es la única, te proponemos nuestra Travelcase: hecha con cuero metalizado en su exterior, y forrada de terciopelo en su interior. Tiene muchísimos compartimentos para que puedas guardar tus joyas de manera individual, y no haya piezas tocándose unas con otras, tal y como te aconsejamos. Podrás colgar tus collares y colgantes por separado, evitando así que se enreden. También tiene un compartimento con ranuras para que puedas meter tus anillos.

EVITA QUE LES DE EL SOL A TUS JOYAS

¡Asegúrate de que guardas tus joyas en un sitio donde no les pueda dar el sol! Ya que la exposición prolongada a la luz solar puede hacer que muchas piedras naturales se desvanezcan y pierdan su color, especialmente la amatista, el cuarzo rosa, la calcedonia y el cuarzo ahumado, pero son muchas las piedras que pueden volverse más pálidas por la exposición a la luz solar. 

ABROCHA EL CIERRE DE TUS COLGANTES ANTES DE GUARDARLOS

También recuerda que debes abrochar el cierre de tus collares, colgantes y pulseras antes de guardarlos. Así evitarás que se enreden entre sí, pero si pasa, aquí tienes algunos truquitos para desenredar cadenas. 

Como consejo, es mejor colgar los collares. Si un collar es muy largo, y lo pones en una caja pequeña, puede enredarse entre sí.

EVITA LA HUMEDAD Y EL CALOR EXTREMO

Ten cuidado e intenta evitar la humedad y el calor extremo, ya que esto puede causar deslustre de tus joyas. Especialmente, las joyas bañadas en oro o las de plata 925 deben guardarse en un lugar oscuro, fresco y seco. Por lo que no te recomendamos que las guardes en el baño, es mejor tenerlas en un lugar sin humedad, por ejemplo, en tu mesita de noche o en un joyerito en el armario. 

LIMPIA TUS JOYAS ANTES DE GUARDARLAS

Las joyas están para usarlas, pero las manos, el cuello, los dedos pueden hacer que tus joyas tengan polvo, grasa corporal y contacto con ácidos. Y a la larga, estas sustancias pueden introducirse en el joyero o cajita donde guardas tus joyas. Esto puede producir dos cosas: que tus joyas adquieran con el tiempo un olor desagradable y que pierdan su brillo. Para evitarlo, limpia tus joyas regularmente antes de guardarlas, para que duren mucho. Te contamos cómo limpiar tus joyas.

USA TUS JOYAS A MENUDO

El proceso de oxidación también se ralentiza si usas tus joyitas muy a menudo. Pero no te preocupes, si has almacenado tus joyas durante mucho tiempo y se han oxidado, puedes limpiarlas de manera ocasional para mantener el brillo y el óxido a raya!

Todas las joyas de plata de Lavani están bañadas en rodio, lo que protege la plata de la exposición y ayuda a reducir la pérdida de brillo o deslustre a largo plazo.

Ahora que conoces todos estos trucos para guardar y conservar tus joyas lo mejor posible, ¡ya puedes ordenar tus joyitas!