NUESTRAS PIEDRAS

  • Ágata
  • Amatista
  • Amazonita
  • Ámbar
  • Calcedonia
  • Circonita
  • Cristal de cuarzo
  • Cuarzo ahumado
  • Cuarzo Rosa
  • Druza
  • Druza de titanio
  • Labradorita
  • Lapislazuli
  • Malaquita
  • Nácar
  • Ojo de gato
  • Ónix
  • Peridote
  • Piedra luna
  • Rubí bruto
  • Swarovski
  • Topacio
  • Turmalina
  • Turquesa
  • Zafiro
Nos apasiona trabajar con la mejor materia prima. Por eso queremos contarte la historia detrás de cada piedra.

ÁGATA

El ágata es un tipo de calcedonia que se compone de capas concéntricas con millones de partículas cristalinas, formadas a partir de burbujas de gas en el magma. Se considera piedra semipreciosa. Suele mostrar anillos o aros de colores. Su nombre viene del río Achate en Sicilia, donde fueron descubiertas por primera vez. También llamada el “arcoíris terrestre”, debido a sus bandas concéntricas de casi cualquier color, lo que hace a esta piedra translúcida muy única.

Históricamente se utilizaba como amuleto curativo.

AMATISTA

La amatista es un cuarzo de origen magmático que se conoce desde hace miles de años. Ya se utilizaba para hacer joyas en el Antiguo Egipto, donde era conocida como la “gema de fuego”, con un valor en el mercado equitativo al del diamante. En la actualidad, está clasificada dentro de la categoría de piedras semipreciosas.

Simboliza la sabiduría divina. Se caracteriza por su color violeta, que puede ser más o menos intenso en función de la cantidad de hierro que contenga la piedra. Lo más habitual es encontrarla recubriendo el interior de ágatas en forma de geodas. 

AMAZONITA

Se trata de una piedra semipreciosas de colores turquesas verdosos. Puede contener trazos blancos, amarillos o grises, y puede ser desde translúcida hasta opaca. Se trata de una piedra delicada, por lo que hay que guardarla con cuidado si se guarda junto con otros minerales.

Su energía es tan poderosa como el río que le da nombre. Conocida por proporcionar armonía y equilibrio. Comúnmente conocida como la “piedra de los valientes” o la “piedra de la verdad”, se utiliza en joyería desde la cultura mesopotámica. 

ÁMBAR

La piedra ámbar no es realmente una piedra, si no que es resina de coníferas fosilizada, por lo que es común encontrar flores, polvo y burbujas. Es la única “piedra” obtenida de esta forma. Su nombre proviene del árabe, y significa “que flota en el mar”, dado que no es una piedra y es liviana. Ha sido comúnmente conocida como el “oro del mar”. Se trata de una piedra altamente codiciada desde la edad de piedra. 

CALCEDONIA

La calcedonia es una variedad criptocristalina del cuarzo. De procedencia volcánica, con múltiples variedades y colores. En la antigüedad representaba los elementos aire y agua. En la antigua Roma y Grecia, ya se utilizaba como material para joyería. Era una piedra considerada sagrada por los indios nativos americanos, usándose en ceremonias. Es la piedra de la generosidad, armoniza cuerpo y mente. Presenta yacimientos por todo el planeta, siendo los más importantes en Brasil e India; y en España, en Galicia y Aragón.

CIRCONITA

La circonita es una gema con propiedades macroscópicas similares a las del diamante, sobre todo en transparencia. Es una de las formas cúbicas del óxido de circonio, con elevada dureza. Al parecerse tanto al diamante, se asociaba a sabiduría y distinción.

CRISTAL DE CUARZO

De todos los minerales, el cuarzo es quizá el más conocido y abundante. Está compuesto de sílice, y es cristalizado por las altas presiones y temperaturas geológicas. Los cristales de cuarzo rompen con fractura vítrea, por lo que es importante que contenga fracturas para asegurar su autenticidad. Es un mineral presente en piedras como el granito, la cuarcita, el gneis o en conglomerados como la arenisca. Suele cristalizar en forma de prismas hexagonales, siendo conocida como “cristal de hielo”.

CUARZO AHUMADO

El cuarzo es el mineral más abundante de la corteza terrestre, pero el cuarzo ahumado es muy especial. El color se debe a una radiación de energía que ha tornado al cuarzo en colores ahumados, desde el amarillento al negro. Su nombre se debe a que parece que tenga humo en su interior. Podemos encontrar yacimientos en Brasil, el cañón del colorado y los Alpes suizos. Los soldados de los países alpinos, lo llevaban como amuleto durante la guerra.

CUARZO ROSA

El cuarzo rosa es una variedad del cuarzo. Lo podemos encontrar principalmente en Brasil, y en España, en Galicia y Cáceres. Es la piedra del amor incondicional y la paz infinita. Los cristales de cuarzo rompen con fractura vítrea, por lo que es importante que contenga fracturas para asegurar su autenticidad. El óxido de titanio y el manganeso son los responsables principales del tinte rosado. Es la piedra del amor incondicional, siendo utilizada como amuleto del amor desde el año 600 a.C. En el antiguo Egipto se utilizaba incluso para hacer máscaras faciales de embellecimiento y prevención de arrugas. Hoy en día, es una de las principales piedras utilizados en tallados en China.

DRUZA

La palabra “drusa” se refiere a una superficie de la roca (generalmente una cavidad), cubierta de diminutos cristales que se encuentra en el interior de las geodas o en grandes bolsas de depósitos de minerales. Su encanto se debe a la multitud de pequeños cristales que proporcionan una superficie brillante que recuerda al azúcar o a la nieve. Utilizamos la drusa de cuarzo blanco y la teñimos a mano en diferentes colores para obtener nuestros coloridos modelos de la colección Lavani.

DRUZA DE TITANIO

Las drusas de titanio muestran un color metálico y acabado iridiscente (cambiante de color), con una textura granulosa como de azúcar. Son piedras de cuarzo que han recibido depósitos de vapor de titanio al momento de formarse la roca, lo que le da ese acabado tan característico.

LABRADORITA

La labradorita pertenece al grupo de los feldespatos y lo localizamos en las rocas plutónicas. Es una gema tipo arcoíris, con base gris y reflejos en azules, verdes, platas, amarillos y dorados. Se dice que la labradorita es altamente protectora, forma una barrera ante las energías negativas. El pueblo Inuit del ártico pensaba que había sido creada por la Aurora Boreal, debido a sus múltiples reflejos de colores. Fue descubierta en Labrador, Canadá, y de ahí su nombre.

LAPISLAZULI

El lapislázuli es una piedra semipreciosa, aunque geológicamente se define como roca; material compuesto de varios minerales. Pertenece al grupo de la sodalita. Presenta pequeñas manchas o inclusiones de color metálico, que son pequeños cristales de pirita incrustados. Su nombre proviene de “lapis” en latin (piedra) y “lazuli”, que proviene del árabe y significa paraíso. El lapislázuli comparte con la turquesa la distinción de estar entre las gemas más apreciadas de las antiguas civilizaciones.

MALAQUITA

La malaquita es una piedra que cristaliza en forma de estrías. Es un mineral formado por depósitos de cobre, formando nódulos o masas radiadas de un verde muy intenso. Como curiosidad, los hallazgos arquelógicos de la ropa de los faraones solían incluir malaquita. Se cree que es una piedra protectora, que absorbe las energías negativas.

NÁCAR

El nácar es la capa interna de algunas conchas de bivalvos y gasterópodos, consolidada, dura, blanca y brillante y con reflejos iridiscentes. Está formado por plaquetas hexagonales de aragonita. Se trata de una piedra semipreciosa muy apreciada que se utiliza en gran cantidad de accesorios.

OJO DE GATO

El ojo de gato o crisoberilo es una mezcla de varios minerales, entre los que se encuentra el cuarzo como componente principal. Su nombre lo recibe gracias a que la reflexión de la luz sobre la piedra traza una línea delgada en su mitad, asemejándose a la retina de un gato. En la antigua India se utilizaba como amuleto protector de los soldados

ÓNIX

El ónix es una variedad del cuarzo que puede presentarse en varios colores. El ónix negro fue un mineral muy preciado y usado en la antigüedad: los romanos la usaban para fabricar sellos, broches y pendientes. Es nombrada también en numerosos textos y manuscritos sagrados. Sin embargo, en otras culturas era conocida como “la piedra de la mala suerte”. Posee siempre un brillo característico. Los ejemplares negros suelen ser muy brillantes, y es normal que presenten en ocasiones estrías blancas.

PERIDOTE

El peridote era conocido por los antiguos Egipcios como “piedra del sol”. Tradicionalmente su extracción se hacía de noche cuando el brillo natural de la piedra era más fácil de ver. Tiene una gama de colores que va desde el verde amarillo hasta el verde claro intenso color hierba. Divide y desvía los rayos de luz que pasan a través de el, confiriendo una apariencia aterciopelada y un lustre ligeramente graso. Es una de las dos piedras formadas en el manto superior (la otra es el diamante), y no en la corteza terrestre. También es posible encontrar restos de peridotes en meteoritos.

PIEDRA LUNA

La piedra luna pertenece al grupo de los silicatos y se encuentra en rocas plutónicas. En el interior de la piedra hay finas capas de ortoclasa y albita dispuestas una sobre la otra, esto proporciona su bonito brillo. La luz incide sobre las finas capas que la dispersan en un fenómeno conocido como adulearescencia. Se dice que está fuertemente vinculada con la Luna. Se usaba en joyería en la antigua Roma durante casi 200 años. En India, se ha considerado una piedra sagrada, y es habitualmente un regalo común en ceremonias de boda.

RUBÍ BRUTO

El nombre rubí viene del latín “ruber”, que significa rojo. Está compuesto por un mineral llamado corindón, el mismo que el zafiro. Varía de colores, pero se mantiene entre los rosáceos, anaranjados y rojos, dependiendo del contenido en cromo y hierro. Presenta con frecuencia inclusiones sólidas de mica o rutilo, que le agregan valor. Esta piedra preciosa ha sido objeto de veneración a lo largo de la historia de la humanidad. Considerada la reina de las piedras y la piedra de los reyes, en la antigüedad su valor fue superior al del diamante. Se dice que incluso el Emperador chino Kublai Khan ofreció una ciudad entera a cambio de un rubí.

SWAROVSKI

Cristales especiales que cuentan exactamente con 18 facetas, de manera que la luz se refleja en todas estas caras, proporcionando un brillo espectacular. Este tipo de cristales nacieron durante la revolución industrial, consiguiendo hacer “diamantes” de cristal.

TOPACIO

Es un cristal de hidróxido de fluoruro, que se encuentra en cuarzos a altas temperaturas y en cavidades de granito. Es altamente transparente, con un brillo vítreo y una piedra muy dura, y no tiene usos industriales, solo se utiliza como piedra preciosa. Puede encontrarse en todo el mundo, incluso existen ejemplares impecables de más de 200 kg. Se cree que el topacio capta su energía de la luz solar. Puede presentarse desde transparente, hasta amarillo, pasando por tonos rosas y rojos. El más conocido es el topacio Azul, que también se cree que tiene conexiones lunares, ya que curiosamente modifica la potencia del color con el ciclo de la luna.

TURMALINA

La turmalina es un tipo de silicato. Es una de las piedras semipreciosas más versátiles, disponible en varios colores, desde incoloro a negro. Presenta diferentes colores o profundidades de color cuando se observan de diferentes ángulos, como girando la piedra en la luz. La que Lavani utiliza es la turmalina roja o rosa, también conocida como Rubellita. Mientras que muchas piedras preciosas cambian de color dependiendo de la fuente de luz, una Rubellita verdadera brilla tan intensamente en luz artificial como lo hace a la luz del día, mientras que otras Turmalinas rosas o rojas muestran un tinte visible de marrón en luz artificial.

TURQUESA

La turquesa ha sido una piedra muy apreciada debido a su color inigualable. Se trata de un fosfato de cobre y aluminio, con un color que varía del azul claro al verde manzana. Las vetas delicadas o moteadas en crema o marrón son inherentes a la piedra y aseguran su autenticidad. Su nombre viene del francés y significa “Piedra Turca”, ya que los mercaderes Turcos fueron los primeros en introducirla en Europa a través de la ruta de la Seda. Ha sido utilizada como talismán por reyes a lo largo de la historia. La máscara mortuoria de Tutankhamon estaba decorada con turquesa, al igual que las máscaras de mosaico dedicadas a los dioses de los aztecas.

ZAFIRO

El zafiro es una variedad de corindón, un mineral de óxido de aluminio que se forma en cristales prismáticos, y puede ser transparente a opaco. El más conocido es el de color azul, pero el zafiro se puede presentar en gran variedad de colores, tales como verde y amarillo. En el mundo medieval era considerada la “piedra celestial”, debido a su intenso color azul, y se creía que brindaba protección, buena fortuna y percepción espiritual. En el saber hebreo, el rey Salomón y Abraham ambos llevaban talismanes de zafiro, y la ley dada a Moisés en el monte se decía que estaba grabada en tablas de zafiro. 

Producto añadido a la lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.