CARRITO
Envíos GRATIS. Código: FREE ✨  

4 DIFERENCIAS ENTRE LA CIRCONITA Y EL DIAMANTE

En el post que te traemos hoy, te vamos a ayudar a diferenciar entre la circonita y el diamante, vas a conocer las propiedades de cada uno de estos materiales de joyería y además vas a conocer alguna que otra curiosidad acerca de la circonita y el diamante… ¿Nos acompañas?

Empezamos por el principio: te contamos qué es la circonita y qué es el diamante.

  • El diamante es un material con una dureza infinita; es una de las formas más estables del carbono y por esto se utiliza normalmente en industrias.
  • La circonita, empezó siendo el nombre de un producto sintético utilizado para la imitación del diamante, pero ahora este nombre se le ha asignado también a la djevalita, una piedra formada por óxido de zirconio y calcio que se parece muchísimo a nuestro queridísimo diamante.

¿Vas viendo ya las diferencias entre el diamante y la circonita? Te seguimos contando más…

La circonita o zirconia cúbica, al ser un material sintetizado, es duro, pero no lo es tanto como el diamante; puede ser de una variedad infinita de colores y, por supuesto, tiene un coste mucho más bajo que el diamante.

Ambos, sirven perfectamente para utilizarse en joyería por su parecido en apariencia externa, pero nada tienen que ver uno con otro en su composición física ni tampoco sus propiedades.

¿Sabrías cómo diferenciarlos ante la duda? Cuatro métodos infalibles y muy sencillos para saber diferenciar entre circonita y diamante.

  • Duro como un diamante: seguro que has oído esta expresión más de una vez, y en Lavani le damos toda la razón. El diamante es uno de los materiales más duros que existen, por lo que, aunque lo miremos con una lupa, no encontraremos ningún tipo de daño. Sin embargo, aunque la circonita tiene otras muchas propiedades, ésta no entra dentro de una de ellas. Conclusión: si la joya está rallada, no será diamante sino circonita.
  • La balanza decidirá: seguramente, en nuestro caso, la balanza serán nuestras manos, pero también sirven. Podemos sostener cada piedra en una mano y ver cual pesa más; esa, será la circonita. Sin embargo, la que menos peso tenga será el diamante.
  • La prueba del punto negro: para este ejercicio, tendremos que coger un papel y dibujar un punto negro. Ahora, colocaremos la piedra encima y veremos si se puede ver el punto negro. Si se ve perfectamente, estamos ante una circonita, pero si tenemos dificultades para ver el dibujo o si éste se ve distorsionado, tendremos ante nosotras un diamante. Esto, se debe a opacidad del diamante, que es mucho más grande que el de la circonita.
  • Brilla como una estrella: si puedes, coloca la piedra preciosa dentro de un vaso de agua y ahora fíjate en si sigue brillando o se camufla con el agua. Si apenas la distingues, tendremos una circonita. Si puedes verla a la perfección, es un diamante.

Ahora, no solo sabes qué son la circonita y el diamante, sino que también conoces la diferencia entre el diamante y la circonita y sabrías diferenciarlas su fuese necesario.

¿Sabías que era así de sencillo diferenciar entre circonita y diamante, dos piedras preciosas tan parecidas y tan diferentes a su vez?

Descubre AQUÍ nuestras joyas con circonita.